La Madre Tierra

La historia del Día de la Tierra se remonta a principios de los 70’, con el origen del movimiento ambientalista. En ese momento, la naciente ola de activistas ecológicos hacen visible una problemática hasta entonces desconocida para gran parte de la sociedad e ignorada por la mayoría de las autoridades internacionales. 50 años después, nos enfrentamos a lo que podría ser uno de los desafíos más grande de la historia reciente, la conciencia ambiental.

Éste año nos encontramos en condiciones excepcionales: con una pandemia y cuarentena obligatoria, y la consecuente interrupción de la economía mundial y gran parte de la actividad humana. Se nos presenta una oportunidad de no solo repensar la manera en que habitamos el mundo, sino también de empezar a construir un nuevo esquema para lograr una sociedad consciente, un elemento clave para detener el cambio climático. 

La actual catástrofe mundial por el coronavirus nos demuestra que al cesar nuestras actividades diarias, se notó un cambio positivo en muy poco tiempo, con lo cual quedó claro que el cambio climático no es un futuro inevitable, y puede que no sea tan difícil de detener como se creía. Sin embargo, las metas pautadas por la ONU se encuentran bastante lejos, queda todavía mucho trabajo por hacer en materia ambiental.

¡Este será un año para no olvidar! ojalá el recuerdo sea por los cambios decisivos para la acción social y ambiental. Es hora de equiparnos con todas las herramientas necesarias para poner en marcha de una vez por todas la transición a un modo de vida sostenible.

Estamos a tiempo de que un cambio de mentalidad y de hábitos facilite y mejore la situación para las generaciones venideras. Cientos de ejemplos que conocemos, y que no siempre ponemos en práctica, contribuyen a hacer más sostenible y habitable el planeta. De hecho, la mejor herencia que podemos dejar a los jóvenes es un planeta habitable, porque la Tierra no pertenece a los humanos, sino que son estos los que pertenecen a la Tierra.  

Existe una interdependencia entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos. Fomentemos esta armonía con la naturaleza y la Madre Tierra, que es capaz de brindar el regalo de la vida a la humanidad entera a través de la fertilidad del suelo.

Diseño de: Elena Mozhvilo

Abrir chat
1
Estamos para ayudarte
Hola!, durante la Cuarentena seguimos entregando a todo el país y aceptamos todos los medios de pago.
Powered by