La Tierra y la emergencia climática

Medio Ambiente

La Tierra y la emergencia climática

Cada 22 de abril se celebra el Día Mundial de la Tierra, y su historia se remonta a principios de los 70’, con el origen del movimiento ambientalista. En ese momento, la naciente ola de activistas ecológicos hacen visible una problemática hasta entonces desconocida para gran parte de la sociedad e ignorada por la mayoría de las autoridades internacionales: el cambio climático. 51 años después nos encontramos atravesando una pandemia, cuyo origen está vinculado a la actividad humana y nos seguimos enfrentando a uno de los desafíos más grande de la historia reciente, la conciencia ambiental.

Este confinamiento por la emergencia sanitaria nos presentó una oportunidad de repensar la manera en que habitamos el mundo y de empezar a construir un nuevo esquema para lograr una sociedad consciente.

Antoine de Saint-Exupéry lo dijo: “En cuanto al futuro no se trata de preverlo, sino de hacerlo posible” 

A propósito de hacer posible el futuro que soñamos para nuestro planeta, primeramente es necesario poner los pies sobre la Tierra y preguntarnos, en qué situación nos encontramos en la actualidad, hay mucha información sobre el tema, les traemos aquí algunos datos.

Según el Informe IPBES (Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas) de las Naciones Unidas, elaborado por 144 investigadores de 51 países, y 310 autores contribuyentes que se encargaron de analizar 15.000 estudios, arribaron a la evaluación más exhaustiva realizada hasta la fecha sobre el estado de la tierra a nivel ecosistémico y de la diversidad de especies. 

Cabe aclarar que cuando los informes de los IPBES se publican el hecho mismo de que sus conclusiones vean la luz y comiencen a circular en medios de comunicación implica que todos los gobiernos que son parte de las Naciones Unidas han convalidado las conclusiones a las que esos documentos arriban.

Conclusiones del Informe en mayo de 2019 :

  • La aceleración en las tasas de desaparición de especies es mil veces superior a las que se registró, en promedio, en los últimos 10 millones de años.
  • El 75% de la superficie de la tierra está degradada, y las proyecciones a 2050 son cercanas al 100%.
  • El 66% de las áreas oceánicas registra impactos acumulativos causados por el hombre.
  • El 75% de los recursos de agua dulce del mundo se destinan a la producción ganadera y agrícola industrial de gran escala.
  • Se prevé que el uso de pesticidas y fertilizantes se duplicará hacia el 2050
  • Los fertilizantes que ingresan a los ecosistemas costeros han producido más de 400 zonas muertas en 245.000 kmde océanos, un área combinada mayor en superficie que el Reino Unido.
  • Las áreas de pastoreo cubren más de un tercio de la superficie de la Tierra y están concentradas en los ecosistemas más ricos en especies del planeta, amenazando su supervivencia.
  • La demanda de alimentos y biocombustibles llevará a un aumento continuo de aportes químicos en los suelos y acrecentará sistemas industrializados de animales para su consumo.
  • Un millón de especies va a desaparecer como consecuencia de la primera aniquilación biológica de la historia planetaria, también conocida como sexta extinción masiva.

Sandra Díaz, copresidenta de IPBES y reconocida científica argentina comentó sobre este informe: “Las contribuciones de la biodiversidad y la naturaleza a las personas son nuestro patrimonio común y el sistema de seguridad más importante para la vida de la humanidad. Pero hemos llevado a este sistema a su límite”

Datos complementarios:

  • Entre 1970 y 2016 exterminamos al 68% de los animales vertebrados de la Tierra (Índice Planeta Vivo, 2020)
  • El 60% de los mamíferos y el 70% de las aves sobre la tierra son animales criados para alimentar humanos (The biomass distribution on Earth, 2018)
  • Solo el 4% de los animales sobre la Tierra viven en estado silvestre (The biomass distribution on Earth, 2018)
  • Estamos evidenciando un declive del 75% de los insectos voladores (Insect Apocalypse, 2017)
  • Hacia fin del siglo se proyecta un aumento del 50% de la población mundial, pero se reduce a la mitad la producción de alimentos (David Wallace-Wells, La Tierra Inhabitable, 2019)
  • Acumulamos en las últimas tres décadas más dióxido de carbono en la atmósfera que en toda la historia de la civilización (Extinción, Flavia Broffoni, 2020)
  • Con la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera cercana a las 1000 partes por millón (ppm) la capacidad cognitiva de nuestro cerebro se reduce un cuarto. Las 400 ppm  fueron una barrera histórica autoimpuesta como límite al que no creíamos llegar jamás, pero lo superamos en 2015 y seguimos en aumento (Extinción, Flavia Broffoni, 2020).
  • La ganadería aporta solo 18% de las calorías del mundo y el 37% de las proteínas, pero ocupa el 83% de las tierras cultivables. Sin consumir animales y sus derivados, se podría reducir el 75% del área agrícola del mundo y aún así alimentarnos de forma sana (Extinción, Flavia Broffoni, 2020).
  • De continuar las tendencias actuales, hacia el año 2050 el consumo de carne aumentará 78%, precisando para su producción 600 millones de hectáreas deforestadas para pastoreo directo o para la producción de granos que alimenten a esos animales (Extinción, Flavia Broffoni, 2020).

Agrotóxicos, microplásticos, metales pesados, gases tóxicos, deforestación y corrimiento de la frontera agrícola, explotación animal son evidencias incontrastables de la alteración que hemos generado a los procesos metabólicos del planeta, a partir de la instalación y globalización de los modos de producción extractivistas. 

Y bien lo dijo Raj Patel en una nota publicada por The Guardian: “El capitalismo es lo que sucede cuando el poder y el dinero se combinan para convertir el mundo natural en una máquina con fines de lucro”, es que la guerra que se libró con la llegada del año 2020 no es de la civilización contra el virus. Es la de un sistema económico contra la vida en la Tierra. 

Si creíamos que lo poco que hacemos por el bien del planeta es para la generación futura, estamos equivocados, el futuro llegó hace rato. 

Es hora de equiparnos con todas las herramientas necesarias para poner en marcha de una vez por todas la transición a un modo de vida sostenible, compartir información sobre el cambio climático y presionar a los gobiernos para que empiecen a tomar medidas concretas para que nuestro planeta Tierra siga brindando el regalo de la vida a la humanidad.

Por: Bony Medina

Imagen: Canva

Fuente: Extinción, la supervivencia de la humanidad en juego. Flavia Broffoni. Editorial Sudamericana (2020), news.un.org,  IPBES, Wallace-Wells, David, El planeta inhóspito. La vida después del calentamiento, Buenos Aires, Debate, 2019, Obesos y Famélicos, Raj Patel. Índice Planeta Vivo, 2020. The biomass distribution on Earth, 2018. Insect Apocalypse, 2017.  

www.circulonatural.com

Abrir chat
1
Estamos para ayudarte
Hola!, hacemos envíos a domicilio a todo el país, al completar el carrito y tu código postal verás el valor. Aceptamos todos los medios de pago. Ir a la solapa "Mayorista" para compras x cantidad. Estamos disponibles de lunes a sábados de 9 a 19 horas.
Powered by