Desertificación y Sequía

Medio Ambiente

Desertificación y Sequía

A través del Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, se aspira a educar a las personas sobre la manera de reducir el impacto individual. Esta fecha nos brinda una oportunidad única para recordar que se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles. 

¿Qué es la sequía?

Una sequía  es el fenómeno que se produce naturalmente cuando las lluvias son considerablemente inferiores a los niveles normales registrados, causando un agudo desequilibrio hídrico que perjudica los sistemas de producción de recursos de la tierra. 

Los efectos de las sequías tienen un mayor potencial de impacto económico respecto a otros desastres naturales, pueden durar desde meses hasta años.

Principales estrategias para aplacar los procesos de sequía

  • El uso racional del agua 
  • Trabajar en la conservación del suelo y la reducción del índice de erosión mediante la revisión de las represas, nivelaciones, plantaciones, manejo del ganado
  • Tratar de reducir la tala árboles para leña, mejorando las estufas de combustibles, introduciendo patrones agrícolas y de cultivo flexibles
  • Realizar un control de la población 
  • Generar programas de educación y capacitación de la población

Desertificación

Si a las condiciones de sequedad le sumamos el uso deficiente del suelo, se puede desencadenar un proceso de desertificación. 

La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Este proceso no hace referencia al avance de los desiertos existentes. Tiene su origen en factores físicos, biológicos, políticos, sociales, culturales y económicos. Se relaciona directamente con la pobreza, la salud, la desnutrición, la falta de seguridad alimentaria y la migración.

Sus causas:

  • La actividad humana y las variaciones climáticas
  • La vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas
  • La sobreexplotación 
  • La inestabilidad política
  • La deforestación
  • El sobrepastoreo 
  • Las malas prácticas de riego que afectan negativamente a la productividad del suelo 
  • Pérdida de la vegetación 
  • Erosión del suelo debido a la combinación de sequía
  • La pobreza y la presión sobre los recursos del suelo 
  • La explotación de los recursos naturales
  • La práctica de la agricultura convencional no sustentable
  • El crecimiento poblacional
  • Las actividades agrícolas, agropecuarias, industriales, mineras y domésticas 
  • Los incendios repetitivos
  • La introducción de fauna y flora exótica
  • El uso petrolero
  • Los eventos naturales extremos, como por ejemplo las erupciones volcánicas
  • La insuficiencia de tecnología

¿Cuáles son las consecuencias de la Desertificación y la Sequía?

  • Generan condiciones de pobreza
  • Acarrean desnutrición y enfermedades
  • La degradación del terreno con el consecuente incremento de las zonas áridas.
  • Cada año se pierden 12 millones de hectáreas de tierra productiva
  • Cerca del 20% de los suelos degradados son tierras de cultivo y entre un 30% y 25% son pastizales
  • La desertificación tiene un impacto directo en la producción agropecuaria, y por tanto en la producción de alimentos
  • La ONU calcula que unos 250 millones de personas sufren directamente los efectos de la desertificación
  • Unos 1.000 millones de personas viven en zonas amenazadas por ella en 110 países, de manera especial en África
  • La escasez de agua afecta a cerca de 2.000 millones de personas, pero que probablemente para 2030 cerca de la mitad de la población mundial vivirá en áreas afectadas por déficit de agua
  • Afecta la salud de los cultivos, los árboles, el ganado y los seres humanos
  • La tierra se ve sujeta a erosión e inundación
  • Se mueren los cultivos, los árboles y el ganado
  • Se pierden medios de sustento 
  • La población puede llegar a sufrir hambrunas
  • Entre 2000 y 2015, el número de migrantes en el mundo debido a la sequía aumentó de 173 a 244 millones. Se les ha llamado “refugiados climáticos”

La desertificación en Argentina

Las tierras secas ocupan el 70 % del territorio nacional y se ven afectadas por el manejo ganadero, forestal o agrícola no sostenible; la deforestación y el uso inadecuado de los recursos hídricos, esto afecta la calidad de vida de aproximadamente 30 % de la población total. Cerca del 12 % de la superficie del país presenta tasas altas de erosión, concentrándose en zonas áridas/semiáridas con fuertes pendientes y baja cobertura vegetal tales como Patagonia, Cuyo y NOA.

¿Cómo hemos llegado a esto?

 La desertificación es uno de los efectos del cambio climático. Ambos se retroalimentan, y ambos dependen fundamentalmente de la acción humana, que ha roto el equilibrio entre los recursos naturales y su explotación por un voraz sistema de producción.

¿Qué podemos hacer?

  • Crear una nueva cultura ecológica, 
  • Adoptar una mirada distinta sobre el mundo 
  • Superar el criterio utilitarista o del beneficio individual inmediato
  • Ahorrar agua
  • Reciclar basuras y objetos personales
  • Moderarnos en el uso de la energía eléctrica y combustibles
  • Comprar con mayor racionalidad
  • Optar por productos cultivados localmente y de temporada
  • Reducir el consumo
  • Mejorar la productividad de la tierra por métodos ecológicos
  • Realizar campañas de reforestación

Nuestras decisiones diarias pueden ser importantes si se unen a otras muchas personas y grupos conscientes y comprometidos.

Más información en los siguientes sitios:

Desertificación

Desertificación y sequía: ¡nos come el desierto!

Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y a Sequía

Sequías y desertificación

Por Bony Medita / Foto: Parsing Eye

Abrir chat
1
Estamos para ayudarte
Hola!, durante la Cuarentena seguimos entregando a todo el país y aceptamos todos los medios de pago.
Powered by