De una Economía lineal a una Economía circular

Sin categoría

De una Economía lineal a una Economía circular

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es una noción económica que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuya meta es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía, y demás recursos naturales utilizados) perduren en la economía durante el mayor tiempo posible, y al mismo tiempo minimizar la generación de residuos. Hablamos de una nueva economía, circular, dejando atrás la vieja economía lineal, utilizando como basamento el principio de “cerrar el ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

Algunos principios de la economía circular:

  • Establece un modo de organización industrial en un mismo territorio caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios.
  • Privilegia el uso frente a la posesión, la venta de un servicio frente a un bien.
  • Brinda un segundo uso a los productos, reintroduciéndolos en el circuito económico.
  • Reutiliza algunos residuos o partes de los productos desechados, que aún pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.
  • Introduce una etapa de reparación, a los efectos de brindar una segunda vida a los productos que dejaron de funcionar.
  • Establece la obligación de reciclar todo lo que no se haya podido reutilizar a través de la reparación o uso diferente de un producto, aprovechando así los materiales que se encuentran disponibles.

Cuando no se pueda cumplir con cualquiera de las etapas anteriores, la valorización provee una última oportunidad de reutilizar, en este caso, aprovechando la posibilidad de ser una fuente de energía.

El sistema lineal de nuestra economía actual cuenta con los siguientes aspectos: extracción, fabricación, utilización y eliminación de residuos, pero este sistema ha alcanzado su límite. El planeta ha comenzado a mostrar, cada vez con más ferocidad, su efecto de agotamiento. Es por ello que, la economía circular viene a mostrar un nuevo modelo de producción y consumo que utiliza y optimiza al máximo los flujos de materiales, energía y residuos, estableciendo un sistema de eficiencia que maximiza la utilización de los recursos. 

No podemos perder de vista que hemos comenzado a transitar un planeta de mayor escasez de los recursos naturales y, sumado a la fluctuación de los costes de las materias primas, la economía circular contribuye a la seguridad del suministro y a reingresar al proceso los recursos que, en el modelo de economía lineal, se hubiesen desechado. O sea, los residuos de unos se convierten en recursos para otros. Lo que significa que, los productos deben ser diseñados para ser deconstruidos. 

Respecto a ello, Ellen MacArthur expresa: “(…) Es muy probable que el panorama mundial se agrave, ya que la clase media global se multiplicará por dos de aquí a 2030, hasta alcanzar prácticamente los 5 mil millones de personas que se sumarán a los hábitos del consumo”.

En Argentina se genera un promedio de 45.000 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos, lo que significa una tonelada de residuos cada dos segundos. Sin ninguna duda, el impacto ambiental que genera es muy negativo. Los rellenos sanitarios que utilizamos en las grandes ciudades para la disposición de los residuos domiciliarios son generadores de gases de efecto invernadero (GEI), siendo el metano el principal, un gas 21 veces más reactivo que el CO2 en relación con el cambio climático.

Para ello, el Estado debe avanzar con políticas públicas que propicien el modelo de economía circular, y el mejor modo es a través de la adquisición de bienes, servicios y obras públicas bajo el modelo de “Compras Públicas Sostenibles”. Sabemos que la manera de contratación actual es la que considera criterios económicos, como el menor precio. Las compras públicas significan, respecto al PBI del País un 17% o sea una porción sustancial del Producto Bruto Interno y de ahí la importancia de que el Estado implemente las compras públicas sostenibles considerando los beneficios que ello trae, al igual de importante que las empresas contratadas lo instituyan dentro de sus procesos productivos. 

En el sector privado encontramos empresas con modelo de economía circular, entre ellas TetraPak quien se unió a la Alianza Europea para una Recuperación Verde.

Por otra parte, el sistema de empresas B o la economía de triple impacto, modelo creado por la ONG B Lab, fundada en Estados Unidos en el año 2006 con la misión de proporcionarle a los consumidores herramientas para diferenciar entre tácticas de marketing y acciones verdaderamente positivas de parte de las empresas. 

En Argentina, suma adeptos como: Guayaki Yerba Mate, Inti Zen, Pura, Emprendia, Porta Hermanos; MaggaCup, y nosotros en Círculo Natural estamos camino a conseguir esta certificación.

La economía circular nos muestra un nuevo paradigma en la gestión de los recursos, impulsando el cambio del actual modelo agotado de economía “lineal” de producción, consumo y descarte, hacia una economía “circular”, donde la mayor parte de los materiales utilizados en la fabricación de bienes de consumo sean biodegradables, para que éstos puedan volver a la naturaleza sin causar daños medioambientales al agotar su vida útil.

Con firmeza podemos decir que, la economía circular va a ayudar a minimizar el uso de los recursos, a reducir los residuos que van a disposición final y a limitar el consumo de energía. Para lograrlo, será necesario que participen en la reorientación productiva todos los actores sociales, públicos y privados, como también la comunidad en su conjunto, de esta manera podemos acelerar esta transición de una economía lineal tan perjudicial  hacia una economía circular, sostenible, responsable con el ambiente y el consumidor, generadora de empleo verde, sin perder de vista la rentabilidad y competitividad en los mercados internos, como también, en los mercados internacionales. 

Por: Claudia Mabel Romero

Imagen principal de Irene Rinaldi, Economía circolare – La nuova ecologia, Italia 2019Fuente:economiacircular.orgargentina.gob.ar, derecho.uba.ar (págs 138-141),  Revista Estado y Políticas Públicas Nº 3. Año 2014. ISSN 2310-550X pp 131-155 María Belén Aliciardi y Santiago Duran Cassiet “Compras Públicas respetando el ambiente…”, revistaeypp.flacso.org.ar, puntoverdeblog.net, tetrapak.com, tetrapack (video) y argentina.gob.ar.

www.circulonatural.com

Seguínos en nuestras redes sociales:

Comentarios

  1. Grace

    Muchas gracias por el trabajo que desarrollan. Les sugeriré Vuestra página a los estudiantes y docentes que capacito

    Reply
    1. Gianfranco Masella

      Adelante Grace, muchas gracias!

      Reply
Abrir chat
1
Estamos para ayudarte
Hola!, hacemos envíos a domicilio a todo el país, al completar el carrito y tu código postal verás el valor. Aceptamos todos los medios de pago. Ir a la solapa "Mayorista" para compras x cantidad. Estamos disponibles de lunes a sábados de 9 a 19 horas.
Powered by