¿Cómo empezar a ser un consumidor consciente?

Consumo Consciente

¿Cómo empezar a ser un consumidor consciente?

El consumo global es insostenible;  la contaminación, el agotamiento de los recursos naturales, la cantidad de residuos, el agravamiento de las desigualdades y el deterioro en la salud humana nos está llevando al colapso.

El consumo consciente es una herramienta muy poderosa que podemos utilizar para vivir de forma más sostenible, respetando el medio ambiente y sin contribuir a injusticias sociales.  

Transformarse en un consumidor consciente requiere de un cambio de hábitos y desaprenderlos no es una tarea sencilla, pero es un proceso que se puede hacer poco a poco y sin exigirnos imposibles. Cada día podemos ir tomando decisiones de consumo desde el compromiso ambiental y social; de esta manera, el consumo consciente se convierte además en una fuente de satisfacción personal.

Algunas claves para iniciar:

  1. Consumir Menos: no consumas en exceso. Considera las consecuencias de tu compra en tu propia vida y en la vida de otros.
  2. Elige productos de bajo impacto ambiental o con sellos de certificación de buenas prácticas ambientales y sociales.
  3. Compra localmente.
  4. Favorece iniciativas orientadas a las personas, como las cooperativas, el comercio justo o empresas de inserción social.
  5. Recicla y reutiliza.
  6. Ayuda a otros a ser consumidores conscientes.

Parte de tomar consciencia es dedicar un momento a pensar el impacto que ese producto tendrá, por ejemplo puedes preguntarte: ¿puede ser reciclado o biodegradable? ¿cuándo su compra deje de ser útil, se convertirá en residuo? ¿fue este producto producido éticamente?

Lo más importante es que decidas empezar y que tomes decisiones cada día que impacten positivamente.

Imagen: Joshua Rawson-Harris de Unsplash